×

SOBRE MI


¿QUIÉN ES AMY VALENTINE?

--

Eso de "cuanto más, mejor" no siempre es cierto. A veces, lo más sencillo es lo mejor y, a menudo, menos es más. Este concepto es el que intenta resaltar AVASAN: la elegancia de la belleza sencilla traducida en un kimono atemporal y sin género. Conoce más sobre mí, mi trabajo, mis sueños y mi pasión.


Mi trayectoria profesional... Estudié moda en París, trabajé en una compañía de teatro en Francia durante 20 años, y luego volví a España y a la moda a través del trabajo social y empecé a tomar conciencia sobre la sostenibilidad y su absoluta urgencia.


Mi estilo de vida eco/ético... Vivo en el campo, en las afueras de un pueblecito de Andalucía, me alimento de comida ecológica y alimento a las gallinas del vecino con las peladuras. Soy una fanática del residuo cero y trato de tener una vida coherente y lo más cercana posible a la naturaleza.


Para mi, el mayor problema del sistema de la moda actual es... No hay respeto por las personas, no hay respeto por los animales, no hay respeto por nuestra tierra, no hay respeto por los ríos y los océanos, y hay una falsa creencia de que tener más va a hacernos más felices. Nos han ofrecido "comprar ahora, pagar después", lo que al final es una trampa. En las últimas décadas, nos han engañado para que consumamos en exceso y hemos perdido el contacto con el ritmo de la naturaleza y a veces incluso nos olvidamos de cuidarnos, de pararnos a respirar, de observar las nubes y el cielo azul más allá. Por suerte, hay un cambio de aires.


Algunos nombres que me inspiran en mi trabajo... Issey Miyake, Rei Kawakubo, Kansai Yamamoto, Sybilla, Josep Font, Dries van Noten, Zaha Hadid, Luis Barragán, Gregory Colbert, Wong Kar-wai y Hafiz. Heredé de mi abuelo un libro de sumi-e, tinta, papel de arroz y un tintero de piedra. Se trataba de pintura zen que mostraba cómo expresar el mundo interior y aprender la práctica de una actitud consciente que calma la mente y nos permite encontrar un espacio de quietud, creatividad y sensibilidad para reflejar la constante transformación de nuestra naturaleza vital. El prólogo incluye un haiku.


Decidí crear AVASAN porque... La historia comenzó tras un punto de inflexión en mi vida. Volví al diseño de moda después de haberme dedicado muchos años al arte y al teatro. Empecé a trabajar en un taller de reinserción social para mujeres donde contacté con una abogada ambientalista y amante de la moda y juntas empezamos a trabajar en cómo construir una marca de moda responsable. Juntas pensamos en AVASAN, cuyo nombre incluye "san" –un concepto japonés de respeto a las personas y al medio ambiente- y así establecimos los principios y objetivos de la marca, que fundé un año después.


¿Por qué una marca de moda circular? Creo que en la moda sostenible, el enfoque circular es un pilar principal, por lo que no podíamos imaginar nuestra marca sin él y, hoy en día, la reutilización, el reciclaje y el rediseño forman parte del ADN de nuestra marca. Por ello, AVASAN ha alineado su misión con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que son las directrices para la protección de nuestro planeta y la defensa de los derechos humanos.


Mi interés por los kimonos se debe a... El kimono siempre ha sido la pieza más bonita de todas las colecciones cápsula que he realizado y no sólo mi favorito personal para cualquier ocasión, sino también el "objet de désir" de mis clientes. Además de ser la pieza más atractiva, resultó que también era el patronaje con menos residuos y sin género, así que puliendo el concepto de la marca decidí que podía utilizar el kimono como un pintor utiliza un lienzo en blanco sobre el que trabajar o como una pantalla de proyección neutra lista para recibir cualquier resultado de expresión e inspiración.

Al mismo tiempo, resultó ser la pieza perfecta para colaborar con otros artistas, algo que he tenido en mente desde el principio, la fusión entre culturas y entre artistas. Por último, el kimono sigue siendo una prenda atemporal que ha estado de moda desde siempre y eso fue lo que me dio el concepto de persistencia que quería para las colecciones de AVASAN.


Mi misión, mi visión, mi ética y mis ompromisos son... El arte siempre ha sido un ingrediente importante en mi vida y para mí, la creatividad está ligada a la belleza, por lo que la creación consciente y respetuosa de algo bello es lo que realmente me apasiona. En cuanto me di cuenta de lo importante que era el desarrollo sostenible, empecé a pensar que mi pasatiempos favorito desde que era niña - encontrar tesoros no vistos y darles una segunda vida- podía y debía estar relacionado con la belleza. Cuando decidí seguir la máxima de que "no hay nada más sostenible que lo que ya existe", me convencí de que esto podía lograrse definitivamente con la belleza. Aunque me encanta trabajar con mis manos y mi imaginación, también me gusta pasar gran parte de mi tiempo observando el trabajo de otros artistas, escuchándolos e inspirándome en ellos. Así que, habiendo aprendido a lo largo de los años a trabajar con materiales desechados, siempre ha sido un placer y un reto crear algo bello. La interacción con otros artistas desempeña un papel importante en este proceso de recreación. El resultado es una pieza única de arte-prenda en la que no sólo se fusionan la línea de tiempo del pasado y el presente, sino que también se hace visible la aportación inspiradora de dos o más artistas. Al igual que los humanos son seres relacionales, nuestros kimonos son objetos relacionales.


¿Cómo selecciono las telas? Tengo algunos proveedores de stock en Barcelona con los que he trabajado desde el principio. Normalmente voy allí y busco la inspiración, toco los tejidos, veo y siento los colores, las texturas con la idea de la colección en el fondo de mi mente como una radio esperando a ser sintonizada. Primero elijo todo lo que me gusta, lo reúno in situ en el almacén y hago una segunda elección y compro. Estos tesoros van a ser el alma principal de la colección. Luego compro los tejidos certificados: algodones orgánicos, Tencel y sedas que se van a sumar al núcleo de la colección, los tejidos que tocan la piel y destacan lo upcycled.


¿Cómo selecciono a mis proveedores? Mis primeros proveedores me los pasaron como regalos de un amigo diseñador incluso antes de empezar a diseñar yo misma. Siempre he comprado telas y las he coleccionado, y cuando viajaba al extranjero a veces incluso compraba telas para amigos diseñadores. Otras telas me llegaron por recomendaciones personales. Visitando ferias también establezco valiosos contactos. El año pasado estuve en Modtissimo, en Oporto, y ahora estoy empezando a trabajar con un proveedor portugués que está muy bien, ya que está bastante cerca de Cádiz, un paso más para nuestro objetivo de proximidad. La seda la compro a través de un amigo de confianza en Bangalore que conoce personalmente a los tejedores y se encarga del control de calidad.


¿Cómo me aseguro de que respetan los compromisos ecológicos/éticos? Tengo una relación personal con nuestros proveedores, que se comprometen a alcanzar la meta de 2030 cumpliendo los objetivos y siempre investigando y buscando nuevas ideas, materiales y formas de maximizar nuestro objetivo común.


¿Son importantes las certificaciones sostenibles para mi marca? Las certificaciones -la única manera de saber de dónde procede la materia prima, cómo se procesa y cómo se trata a los trabajadores- son un requisito esencial para nosotros. Aunque algunas pequeñas comunidades a las que compramos seda no tienen ningún certificado oficial, podemos contar con nuestro amigo que trabaja con ellas y nos da la información correspondiente. Para nosotros, es importante apoyar a estas pequeñas comunidades.


Los planes de futuro de la empresa son... Me encantaría comprar en el futuro existencias descartadas de algunas marcas que admiro en Europa y desarrollar una relación más estrecha con la comunidad de tejedores de seda y poder apoyarlos con nuestro trabajo.


¡Desde el sur, con amor!
Amy Valentine